Youtube para niños: ¿protege la plataforma al público infantil?

youtube-para-niños-protege-palataforma-público-infantil
El poder de Youtube es innegable: es el segundo motor de búsqueda más grande del mundo y el tercer sitio más visitado después de Google y Facebook. Teniendo en cuenta este alcance, no es de extrañar que su público comprenda targets de todo tipo. Y, entre ellos, también están los más pequeños. Pero… ¿es posible un Youtube para niños seguro y fiable?

Nuevos pasos para un buen Youtube para niños

En primer lugar, es importante entender la alta presencia del público infantil en Youtube. Según un estudio de Ofcom, el 73% de los niños de entre 5 y 15 años son consumidores de Youtube, lo que pone de manifiesto la temprana edad a la que comienzan a acceder a la plataforma.

Su foco de atención son contenidos variados y específicos para ellos: películas cortas, series animadas, canciones infantiles, reviews de juguetes y hasta niños youtubers. Pero los fallos de seguridad que en ocasiones sufre Youtube desembocan en que los más pequeños se vean expuesto a otro tipo de contenido, como vídeos sexuales o de violencia explícita.

Por eso, desde Google han anunciado que pronto se pondrán en marcha nuevas medidas para proteger a los usuarios infantiles de Youtube. Por ejemplo, al parecer se está barajando trasladar todo el contenido para niños a Youtube Kids, la aplicación independiente de Youtube dirigida a los más pequeños.

No obstante, el inconveniente es que Youtube Kids por sí sola no tiene tan buena acogida como la propia plataforma Youtube. Si todos los contenidos infantiles se derivan a Youtube Kids, el miedo de los anunciantes y creadores de contenido es que los vídeos sean menos vistos.

Por tanto, habrá que esperar para ver si se toman soluciones dentro de la propia plataforma (por ejemplo, ejercer un férreo control sobre los contenidos que aparecen como relacionados y en reproducción automática en vídeos infantiles) o si finalmente se opta por llevar estos vídeos a Youtube Kids.

Los más pequeños en el mundo digital

La tecnología está tan integrada en la sociedad que es inevitable que los niños crezcan con ella. Sin ir más lejos, pasan casi 5 horas diarias frente a alguna pantalla, según datos de AIMC.

De hecho, los hábitos tradicionales de consumo de contenido están cambiando radicalmente. El sentarse frente al televisor ha sido sustituido por ver los contenidos televisivos en el ordenador y dispositivos móviles (más del 40% de niños, constata AIMC).

Además, la influencia tecnológica no solo está presente en el consumo de contenidos, sino en otras actividades como el uso de redes sociales. En España, 7 de cada 10 niños de entre 12 y 13 años utiliza las redes sociales.

Por todo ello, es fundamental unificar esfuerzos para garantizar la seguridad de los más pequeños en la Red. Familia, escuela, instituciones públicas, plataformas digitales… fomentar un uso responsable de Internet es compromiso de todos.

Incluso, los anunciantes también ostentan un importante papel. El público infantil es un nicho interesante publicitariamente hablando, pero es esencial que estas campañas sean adecuadas al contexto y promuevan valores positivos.

En definitiva, un reto tan difícil como fundamental que como sociedad digital no podemos pasar por alto.