¿Y si cae aquí el Gordo de Navidad?

De vez en cuando analizamos alguna campaña desde el punto de vista de usuario y la semana pasada nos sorprendió la publicidad de la marquesina sobre la Lotería de Navidad de 2014…

Y ese que este año Loterías y Apuestas del Estado ha sabido darle la vuelta a la tortilla con su Campaña de Verano para el sorteo extraordinario de Navidad del 22 de diciembre.

De la mano de la agencia de comunicación Tactics, Loterías y Apuestas del Estado ha puesto en marcha una campaña con un objetivo claro (multiplicar los contactos establecidos con el público objetivo) y meramente informativo: comunicar al usuario que, desde el 15 de julio, ya puede adquirir su décimo de lotería de Navidad en los diferentes puntos de venta de la red comercial de Loterías. Así, el destino vacacional ha pasado a formar parte de los puntos habituales de adquisición.

Por lo que respecta a los elementos gráficos de la campaña, se basa en mezclar iconos míticos del verano y del sorteo de Navidad. Así, podemos ver la imagen del “bombo” en la arena de la playa o un décimo entre las olas del mar. 

 

campaña verano lotería

En cuanto a la planificación de la campaña, se ha tenido en cuenta el cambio de hábitos del consumidor en el periodo vacacional, durante el cual suele pasar una mayor parte de su tiempo al aire libre, por lo que la campaña tiene una fuerte presencia en publicidad exterior, siendo las marquesinas, autobuses urbanos, aeropuertos,etc. los emplazamientos fundamentales.

Olvidémonos de acciones sofisticadas en internet y de vídeos virales. La campaña cuenta con acciones de refuerzo tan tradicionales como la presencia de animadores en las playas mediterráneas que repartirán los míticos balones inflables y toallas con la imagen del bombo de la Lotería o la presencia de avionetas sobrevolando las playas con carteles de la campaña. Asímismo, la campaña de Loterías y Apuestas del Estado acompañará la Vuelta Ciclista a España. Podéis encontrar más información aquí.

Pero el elemento clave de la campaña, el que consigue definitivamente fundir en uno solo dos elementos tan contrapuestos como son la Navidad y el verano transformándolos en oportunidad, es el claim de la campaña, que invoca a la suerte a través de una simple pregunta “¿Y si cae aquí el Gordo de Navidad?

Parece un argumento lo bastante convincente como para no desperdiciar la oportunidad de comprar un décimo en nuestro lugar de vacaciones, incluso para los más adversos a los juegos de azar… 

En definitiva, para gustos los colores, pero reconozcamos que esta campaña representa un buen ejemplo de cómo salvar el obstáculo de la estacionalidad volviendo a nuestro favor algo que en principio podría provocar rechazo en el consumidor. Ahora toca seguirle la pista para comprobar si tiene éxito.  

 

 

Artículos similares

Subir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR