¿Cuáles son las claves de una web responsive?

cuales-son-claves-web-responsive
A la hora de llegar a tu público objetivo, has de tener en cuenta que tu web es tu carta de presentación. Por tanto, es vital cuidar su apariencia y usabilidad al máximo. Y es aquí donde entra en juego el concepto de ‘web responsive’. ¿Cuáles son las claves de este tipo de diseño web y por qué es beneficiosa para tu negocio o marca personal?

¿Cómo es una web responsive?

Sin duda, si hay algo en lo que se basa el comportamiento del usuario digital es en la tendencia multidispositivo. Es decir, en el uso de distintos dispositivos, ya sea PC, tablet o Smartphone, para navegar en Internet. Por eso, los diseñadores y programadores web persiguen el objetivo de que su página se adapte a las dimensiones y particularidades de cada dispositivo.

Esto es, una web responsive es aquella perfectamente amoldable a cada dispositivo, ofreciendo la mejor visualización y experiencia de usuario posibles. Por ello, una web de este tipo ha de tener una estructura de página flexible. O, dicho en otras palabras, un diseño que permita cambios en los anchos de página, en el número de columnas, etc. Y lo cierto es que cada vez hay más páginas que se ajustan a ello.

Además de una estructura flexible, también es crucial mejorar el tiempo de carga de la web, evitar sobrecargar la página con elementos innecesarios y huir de efectos muy complejos que puedan no funcionar o visualizarse correctamente en algunos dispositivos.

4 ventajas de una web responsive

Crear una web responsive cada vez se está convirtiendo más en una prioridad para muchas personas y empresas. Y no es de extrañar, teniendo en cuenta los beneficios que puede llegar a reportar. Estos son algunos de los más destacados:

1. Mejor experiencia de usuario

En primer lugar, con el diseño adecuado, tu web resultará mucho más intuitiva para sus visitantes. Es decir, la navegación será más sencilla y agradable para los usuarios, lo que incrementará las posibilidades de que permanezcan en tu web.

2. Contenidos más accesibles

De nada sirve que tu web albergue contenido de gran calidad si los usuarios encuentran dificultades a la hora de acceder a ellos. Por ello, una web responsive se adaptará a cada tipo de usuario y de comportamiento, posicionando y visibilizando mucho mejor tus contenidos.

3. Más viralidad

Pero, además de que tus contenidos sean más visibles, también podrán ser más virales. ¿La razón? Su diseño permite que puedan ser compartidos de una forma mucho más natural, cómoda y rápida.

4. Ahorro en costes

Por último, aunque no menos importante, una web responsive contribuirá a que ahorres en costes de desarrollo. Y es que no tendrás que preocuparte de modificar, corregir o trabajar en distintos contenidos para diferentes dispositivos, sino en una sola web ya adaptada para cada dispositivo.

Y tú… ¿qué opinas sobre este tipo de webs?

Artículos similares

Subir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR