Tu deber: ser feliz

¿Sabíais que los lunes sobre las 8 y las 9 de la mañana es cuando se producen más ataques cardíacos? ¿Por qué? Así comienza este vídeo motivador sobre nuestra felicidad de Richard William, a través su famoso canal de YouTube llamado Prince Ea.

La mayor parte de nuestras vidas la pasamos trabajando, que menos que estemos felices durante estos largos años. El dilema de siempre: trabajar para vivir o vivir para trabajar. ¡Busquemos un balance entre vivir y trabajar!

Siempre nos ponemos una excusa temporal para justificar que ya llegará nuestra felicidad. “Después de que termine los estudios seré feliz…”, “después de que encuentre un trabajo seré feliz…”, “después de que cambie de trabajo seré feliz…”, “después de que forme mi familia seré feliz…”, “después de que se vayan los hijos de casa seré feliz…”, “después de que me jubile seré feliz…” ¿Serás feliz cuando mueras? Recuerda a un fumador intentado dejarlo…

Y es que esta situación vital es algo que ocurre mucho mas de lo que pensamos. El problema es creer que tenemos tiempo para cambiarlo y no es así.

Según el estudio del profesor de Harvard, Shaw Achor, “Happiness Advantage” (ventaja de la felicidad), el 75% de los trabajos exitosos pueden ser predichos por tu propia felicidad. Por lo tanto, cuando tu eres feliz, tu inteligencia crece, tu creatividad crece y tu productividad también. Hasta crecemos económicamente (que es lo que menos nos debería importar).

¡Además se vive más! Los optimistas viven más que los pesimistas.

Este es el vídeo del que hablamos y que se ha hecho viral en cuestión de días:      

Sin duda, tendríamos más tiempo si cambiáramos el sistema educativo cuando somos jóvenes, el tipo de jornada laboral cuando somos adultos y la edad de jubilación cuando somos ancianos.

Encontrar la felicidad no es fácil, pero es una elección.

¡Es nuestro deber ser felices!