¿Son machistas los asistentes virtuales?

son-machistas-los-asistentes-virtuales
Los smart speakers o asistentes virtuales están a la orden del día. Alexa, Siri, Cortana, Aura… Seguro que los conoces a todos o, mejor dicho, a todas. Porque eso es precisamente lo que tienen en común: utilizan la voz femenina para dar su servicio. ¿Cuál es la razón y por qué numerosas personas se han movilizado contra ello?

Asistentes virtuales con voz de mujer

En primer lugar, es importante tener claro qué es un asistente virtual. La función de este software no es otra que ayudar a los usuarios a desempeñar determinadas tareas. En definitiva, acatan órdenes y nos hacen la vida más fácil, permitiéndonos ahorrar tiempo y recursos.

Sin duda, estas herramientas digitales están cada vez más asentadas en nuestra vida cotidiana. Y quizá sea por eso por lo que a veces resulte darse cuenta de detalles como que todos tienen voz o imagen de mujer.

Alexa de Amazon, Siri de Apple, Cortana de Microsoft, Irene de Renfe y Aura de Movistar son algunos ejemplos. Todas ellas nos ayudan a responder dudas, a manejar mejor nuestro Smartphone, a comprar billetes, a cambiar de canal… Es decir, todas ellas cumplen nuestras órdenes y están a nuestro servicio. ¿Tiene esto una carga machista implícita?

Lo cierto es que la personificación de estos softwares en mujeres no se atiene a razones técnicas, sino que es una elección intencionada. Al parecer, la voz femenina es percibida como más servicial, mientras que las masculinas se asocian con la autoridad.

Una campaña contra los estereotipos

Pero lo cierto es que este tema no se ha quedado simplemente en una reflexión, sino que se ha materializado en la campaña #VocesEnIgualdad. Esta iniciativa ha sido impulsada por la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad y por AHIGE (Asociación de Hombres por la Igualdad de Género).

En colaboración con la agencia Tango han diseñado carteles muy ilustrativos sobre esta realidad, que han podido verse en redes sociales y en algunos barrios de Madrid.

asistentes-virtuales-machismo-voz-femenina

Lo que critica la campaña es que utilizar únicamente a las mujeres para representar a los asistentes virtuales contribuye a alimentar los estereotipos. O, dicho en otras palabras, que se se cargue solo sobre las mujeres la responsabilidad de desempeñar trabajos relacionados con los servicios y cuidados.

En definitiva, la solución que se propone es fomentar la diversidad y representar a ambos géneros en herramientas como los smart speakers para evitar caer en clichés sexistas.

Empresas como Correos ya han reaccionado a la campaña, anunciando el lanzamiento de un asistente virtual masculino, Alberto, como alternativa a su actual asistente, Sara.

Y tú… ¿qué opinas de la polémica?

Artículos similares

Subir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR