Esto es lo que pasa cuando un robot te hace una entrevista de trabajo

robot-entrevista-de-trabajo
Te preparas, sales de casa y llegas a la empresa en la que has aplicado a una oferta de trabajo. Sientes nervios y esperas hasta que, por fin, te hacen pasar a la entrevista. Y al abrir la puerta de la sala, te encuentras con… un robot. Aunque esto parezca una escena de Black Mirror, es la realidad del siglo XXI. A continuación, te contamos dónde y cómo se está llevando a cabo esta práctica.

Tengai, el robot entrevistador de Suecia

Que la tecnología cada vez está más presente en los procesos de selección de las empresas no es una novedad. Por ejemplo, lejos queda ya entregar el currículum en papel debido al correo electrónico y de plataformas de empleo online como Infojobs o redes sociales profesionales como LinkedIn.

No obstante, la fase de selección y reclutamiento se ha sofisticado aún más gracias a la inteligencia artificial. ¿Cómo? Utilizando robots para realizar entrevistas de trabajo a candidatos, una idea que ya se ha puesto en práctica en Suecia.

Concretamente, está ocurriendo en la administración del municipio Upplands-Bro, donde el robot Tengai está ayudando a contratar a un coordinador digital para la compañía. Desarrollado por Furhat Robotics, Tengai está conduciendo las primeras entrevistas del proceso, actuando como filtro del siguiente reclutador, que sí es humano.

Es decir, el robot no está sustituyendo al entrevistador humano, sino complementándolo. Y lo cierto es que sus creadores quieren llevarlo lo más lejos posible y aplicarlo cada vez en más empresas y procesos.

Un arma contra la discriminación laboral

Sin duda, el caso del robot Tengai puede resultar llamativo. Pero no es de extrañar que pronto se extienda a otros países, pues, tal y como muestra el siguiente vídeo, ayudaría a solventar uno de los problemas más graves del mercado laboral: la desigualdad.

Y es que, a pesar de los numerosos avances, aún queda mucho por hacer en esta materia. Muchos reclutadores siguen discriminando a los candidatos por razones como su sexo, lo que reduce las posibilidades de encontrar empleo de las mujeres y otros colectivos.

Por eso, cada vez se plantean más iniciativas para garantizar la igualdad y que se contrate a las personas basándose únicamente en su talento. Una de ellas son los currículums ‘ciegos’, es decir, CVs sin nombre, fecha de nacimiento o fotografía, para así frenar la discriminación por sexo, edad o aspecto físico.

Y, por supuesto, la llegada de los robots al área de recursos humanos es también otra iniciativa muy destacable. ¿Conseguirá prosperar y normalizarse en las empresas del mundo? Habrá que esperar para saberlo.