viernes, octubre 22, 2021
More

    Últimos artículos

    Reconocimiento de deuda, qué es

    El reconocimiento de deuda es una figura legal, con la cual el deudor acepta la existencia de una deuda que tiene con un acreedor. Este último tiene, desde el punto de vista legal, el derecho al cobro de esa deuda.

    Resulta importante aclarar que, un reconocimiento de deuda, es algo diferente a un contrato. Ciertamente, implica que hay un pago pendiente. No obstante, este pago no es por un intercambio de bienes o servicios, sino por una deuda contraída con anterioridad. Por ende, el reconocimiento de deuda acepta implícitamente la existencia de un acto pretérito que desencadena la deuda.

    Características del reconocimiento de deuda

    Es una figura legal en la cual el deudor hace dos cosas: acepta la existencia de la deuda y afronta el compromiso de pago. Al respecto, implica las siguientes consideraciones:

    • Recibe la catalogación de negocio, siendo totalmente unilateral.
    • No genera ninguna obligación para el acreedor, quien solo devenga derechos en el reconocimiento de deuda.
    • El deudor queda obligado por medio de este reconocimiento. El cese, características y modo de cumplir esta obligación sólo es negociable con anuencia del acreedor.
    • El documento de reconocimiento de deuda puede contemplar la negociación de la deuda, en términos de plazos de pago y posibles intereses.

    La disciplina del Derecho siempre ha tenido un detalle a considerar respecto al reconocimiento de deuda. El problema resulta de la duda sobre si es necesario colocar en el documento la causa de la deuda. En muchos casos, esto no es obligatorio. Se asume que hay una conformidad tácita; donde el deudor acepta su compromiso. Justamente, el no ser obligatorio explicar la causa de la deuda es una de las características que difieren a esta figura legal de un contrato.

    ¿Es recomendable expresar la causa de la deuda?

    Debemos insistir en algo: no es obligatorio explicar el causal de la deuda. Sin embargo; en aras de la transparencia, y para evitar posibles malos entendidos, lo mejor es explicar la causa de la deuda. Esta explicación tiene una justificación en la jurisprudencia, la cual muestra la eficiencia vinculante de la causa.

    Explicar la causa le otorga fiabilidad al documento del reconocimiento de deuda. Además, eliminar cualquier duda sobre posible coerción sobre el deudor. También, deja en claro que esta deuda obedece a razones dentro de la ley. Es una manera de evitar que haya indagaciones que pongan en duda la legalidad del documento de deuda.

    Tipos de reconocimiento de deuda según su formato

    Suelen hacerse de varias maneras, aunque en la práctica se efectúa de dos maneras. Las describimos a continuación para el conocimiento de los lectores:

    La primera es el contrato de reconocimiento verbal. Solo tiene valor ante un tribunal si se presentan las pruebas de la deuda. No es el más recomendado en protocolos de ley.

    La segunda, es el reconocimiento de deuda por escrito. Ahí se recoge y explica todo lo relacionado con la deuda. Es el tipo de contrato más recomendado.

    Hay otros subtipos de reconocimientos de deudas. Por ejemplo, cuando las deudas son mutuas: el deudor y el acreedor intercambian sus roles sobre la base de diversos asuntos de negocios. No obstante, son circunstancias poco comunes. Empero, deben ser contempladas. A fin de cuentas, en el orbe de los negocios las cosas se solventan de muchas maneras. Justamente, al no ser un contrato, el reconocimiento de deuda permite los arreglos entre ambas partes para llegar a una solución.

    Sobre los tipos de reconocimiento de deuda según su causa

    Hay infinidad de maneras en que se plantea una deuda. No obstante, si nos centramos en la práctica hay ciertas condiciones que se repiten. Por eso, se habla de ciertos tipos reiterados de reconocimientos de deudas. Los explicamos brevemente a continuación:

    Por impago de salarios

    Se realiza cuando hay retrasos en el pago de los trabajadores. En este caso, el empleador se compromete a pagar todo lo pendiente. En este caso, el reconocimiento de deuda es uno de los pasos necesarios en la mediación entre ambas partes.

    Por testamento

    Cuando hay herencias compartidas, suele haber disputas. Para ello, una buena manera de dejar las cosas en claro es mediante un acuerdo de reconocimiento de deudas. Luego, se pactan los modos en que tales deudas se solventan.

    Morosidad en alquiler

    Es algo que se presenta cuando el inquilino no paga los meses pendientes de pago. También aparece como una medida de conciliación. Se trata de una manera en que el arrendatario cuida su inmueble y puede pedir una medida de desalojo.

    Pago aplazado

    Se usa cuando hay pagos por partes aplazados. Por ejemplo, la compra de un bien a crédito. Si quien debe pagar se retrasa, entonces se puede pautar un reconocimiento de deuda. Una manera de dejar en claro el acuerdo inicial de pagos, el cual no se ha cumplido a cabalidad.

    Servicios profesionales

    Son casos frecuentes. Luego de dado un servicio profesional, queda pendiente el pago o para el pago. Al demorarse el pago, entonces se suele pedir un reconocimiento de deuda. Esto garantiza que se puede mantener el proceso de cobranza. También, iniciar un litigio en el ámbito de tribunales.

    Como vemos, existen muchas causas para que aparezca un reconocimiento de deuda. Vale decir que es importante mencionar la causalidad. Esto permite orientar el documento jurídico con base en las circunstancias. Por ejemplo, no se procede igual ante un caso de impago de salarios (derecho laboral) que en un caso de morosidad por alquiler.

    Utilidad del reconocimiento de deuda

    No es un contrato, en dado caso sirve como medio para crear un contrato. Desde la más estricta perspectiva, este reconocimiento es un medio para corroborar que la deuda existe. Además, siempre debe estar avalada por el acreedor. De hecho, este último es quien tiene la potestad de anunciar si la deuda se ha extinguido, o no.

    Por otra parte, puede suceder que el deudor argumente que ya pagó la deuda. En tal caso, se necesita que el acreedor diga que esto es cierto. En caso de que el acreedor se niegue a corroborar el pago de la deuda, entonces el deudor puede poner una querella legal. Le corresponde demostrar que ha cancelado su obligación planteada en el reconocimiento de deuda.

    ¿Puede resolverse un reconocimiento de deuda de manera parcial?

    Esta figura jurídica puede llegar a ser bastante compleja. La razón es que puede contener diversos acuerdos. Por ejemplo, lo más sencillo es que la deuda se cancele con solo pago. Se debe una cantidad de dinero, este dinero se entrega al acreedor y queda resuelto el asunto. No obstante, se pueden presentar inconvenientes como los que describimos a continuación:

    • Que la deuda se pague parcialmente, no en un solo pago.
    • Que se cambie el modo de pago. Por ejemplo, que haya un acuerdo para que el pago del adeudo se pueda ir resolviendo con entrega de bienes o servicios.

    En los casos antes descritos, usualmente se agregan anexos al texto inicial del reconocimiento de deuda. Entonces, es necesario hacer evaluaciones. Dejar en claro la cantidad de deuda pagada y el tiempo restante para cancelar el resto. También, hacer la equivalencia. Por ejemplo, si en vez de la cantidad de dinero se entrega un vehículo o inmueble al acreedor. Especificar en cuánto equivale ese bien respecto al monto de la deuda.

    A su vez, estos reconocimientos de deuda no implican por sí mismos la solución a pagos pendientes. En realidad, son solo aceptación de lo adeudado. Es en otros documentos que se acuerda la manera de solventar estos pagos de manera legal.

    Latest Posts

    No te olvides de...

    Apuntante

    Para estar actualizado con las nuevas noticias y ofertas, rellena el formulario de abajo.