Glosario Sophia: Neuromarketing

neuromarketing_frutas

Mmm, huele a pan recién hecho… ¿compramos una barra?“. Seguro que tú también has caído en la trampa de este claro ejemplo de neuromarketing. Cada vez son más los profesionales y empresas que tienen en cuenta esta disciplina dentro de sus estrategias comerciales tanto Online como Offline con el fin de conocer mejor a sus clientes. Pero, ¿por qué es tan importante esta tendencia para mejorar la imagen de marca o para vender un producto?

¿Qué es el neuromarketing?

Se define como la ciencia que estudia la forma en la que reaccionamos ante una campaña de ventas y cómo nos comportamos ante ella como consumidores. El neuromarketing ayuda a entender por qué los usuarios tomamos unas decisiones de compras frente a otras. Para ello se valora las emociones, la atención y la capacidad retentiva.

Existen tres grandes clasificaciones según el sentido que se está estimulando:

  • Neuromarketing visual: Es el más común y consigue que un producto o recurso publicitario juegue con nuestras emociones, nos llame la atención y permanezca en nuestra memoria a través de un impacto visual. La técnica más utilizada es el Eye- tracking, una tecnología de seguimiento ocular que nos permitirá saber comportamientos visuales del usuario.
  • Neuromarketing auditivo: utiliza sonidos y melodías para activa emociones como la alegría, la relajación o el romanticismo. La música estimula nuestro lado más sensible, y por consecuente, puede alterar nuestro comportamiento de compra.
  • Neuromarketing kinestésico: Se refiere al marketing del olfato, gusto y tacto. A través de los olores, los gustos o las experiencias táctiles también se puede cautivar a los consumidores.

Casos de éxito

Como consumidores, aquello que se sale de nuestros esquemas nos llama la atención, y como consecuencia, se retiene en nuestro cerebro hasta el punto de comprarlo sin que tengamos esa necesidad. Esto sucede con los productos que ofrecen un packaging atractivo como, por ejemplo, estos zumos que imitan a la perfección la fruta de la que están hechos. Su originalidad y su impacto visual llamó la atención de muchos consumidores.

packaging-zumos-fruta

Otro ejemplo lo protagoniza la empresa de patatas fritas, Lays, que decidió crear una estrategia de neuromarketing midiendo la capacidad cerebral de un grupo de mujeres en relación al consumo alimenticio. Según los resultados, las mujeres preferían consumir productos más saludables. Por lo que, la empresa americana quiso convertir su producto en algo saludable. La respuesta fue cambiar el packaging destacando los productos naturales de las patatas fritas utilizando tonos tierra y un formato más premium. ¿Creéis que lo consiguieron? Pues sí, fue un verdadero caso de éxito.

Una compra estimulada

La mayoría de las decisiones de compra son tomadas por nuestro cerebro de forma inconsciente, y éste tiene mucho más que decir acerca de un producto de lo que crees a nivel racional. ¿Cómo se irá desarrollando el neuromarketing en los próximos años? ¿Aparecerán nuevas técnicas de estimulación?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies