Publicidad programática, nueva práctica basada en el Big Data

Publicidad programática la nueva práctica basada en el Big Data¿Qué es la publicidad programática?

La transformación digital de las empresas y la creciente implementación de las TICs da lugar a una nueva forma de plantearse y hacer publicidad mediante la publicidad programática, que consiste en la compra-venta algorítmica de audiencias en vez de espacios publicitarios. Es decir, cuando el anunciante detecta usuarios que se corresponden con su público objetivo y que potencialmente pueden estar interesados en el producto/servicio que se publicite, compra el espacio publicitario en cuestión, todo en tiempo real.

¿Cómo funciona la publicidad programática?

La publicidad programática es el proceso por el cual los anunciantes compran publicidad mediante procesos de pujas en tiempo real (RTB o Real-time Bidding). Desde el momento que un usuario visita una determinada página web se recogen sus datos en forma de cookies y, con esta información, se crea un perfil del usuario según su comportamiento en la navegación. Con estos datos (Big Data ya que manejan grandes cantidades de datos sobre los usuarios) las marcas anunciantes pujan para que aparezca su anuncio en la página en la que el usuario está navegando. Existen múltiples formas de pujar con un anuncio en forma de banner, de imagen, de video entre muchos otros. Por último el ganador de la puja consigue que su anuncio se publicite en la página web a tiempo real y todo este proceso ocurre en milisegundos.

¿Cuál es el objetivo de la publicidad programática?

La inversión publicitaria en medios digitales cada vez crece más, el dato total de inversión en publicidad digital en 2015 ha sido de 1.289,2 M€ según IAB Spain, lo que supone un crecimiento significativo del 21% respecto a 2014.  Por ello con la publicidad programática podemos segmentar con mayor precisión, recogiendo una gran cantidad de datos de los usuarios y, así, poder mostrarle anuncios a quién realmente esté interesado por el producto/servicio ofertado para facilitar la venta al anunciante e información al usuario. El objetivo es que la empresa anunciante sólo pague por la publicidad para aquellos usuarios que estén interesados en recibir dicha publicidad.

¿Cuáles son las ventajas de la publicidad programática?

1. Optimizar el ROI: la publicidad programática ofrece un alto poder de segmentación y, por ello, un elevado retorno sobre la inversión publicitaria (beneficios de campaña/inversión publicitaria), ya que es más fácil llegar al público objetivo.

2. Impulso de clicks: la publicidad programática incentiva al usuario a hacer clic en la publicidad y, por tanto, impulsa el tráfico y las conversiones.

3. Gran segmentación: facilita llegar al público objetivo deseado y mejorar la inversión realizada por cada impresión. También facilita que se personalice la publicidad. Ofrece información detallada como género, ubicación, o tipo de dispositivo desde el que se accede.

4. Optimización de gastos de inversión: sólo se paga por alcanzar a aquellos consumidores a los que se quiere llegar, en el momento en el que más impacto se puede lograr y a través del anuncio más efectivo.

5. Selección de espacios publicitarios: ya no se compran espacios publicitarios, sino que se ofrece a la empresa anunciante que pueda llegar directamente al usuario deseado. Para ello se emplean complejos algoritmos que permiten identificar coincidencias entre los datos de la audiencia y, también, poder ver los espacios publicitarios disponibles en los soportes haciendo posible, de este modo, saber cuál es el espacio publicitario indicado para nuestro público objetivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies