Posicionamiento SEM y SEO pero MEDIBLE

SEM versus SEO…o ambos? La mejor estrategia siempre será la combinación de SEO y SEM para maximizar la visibilidad de la marca y el tráfico al sitio.

Cualquier acción de marketing que pongamos en marcha, lleva aparejados unos objetivos a alcanzar y éstos deben ser medibles. Según  la famosa teoría de objetivos SMART – cualquier objetivo debe ser específico, medible, realizable, realista y limitado en tiempo- tanto más probable será que se alcance el objetivo cuanto mejor definido esté y cumpla estas características.

Nos quedamos con MEDIBLE.

Las herramientas de analítica web nos proporcionan información de base para conocer la procedencia del tráfico al site, ya sea tráfico directo al sitio, referrals, tráfico orgánico (SEO) o de pago (SEM) además de métricas claves de evaluación del rendimiento de palabras claves utilizadas que generan tráfico:

  • KPIs de Adquisición: Nº de visitas al sitio que accedieron a través de cada palabra/expresión, % de nuevas visitas en el periodo de análisis.
  • KPIs de Comportamiento: Páginas vistas por visita, duración de la visita, tasa de rebote o proporción de visitas a una sola página, es decir, el “usuario” abandona sin interactuar en el sitio.
  • KPIs de Conversión: Previamente fijamos los objetivos que queremos alcanzar, nos proporciona unos porcentajes de valoración de consecución de dicho objetivo.

Este tipo de análisis resume lo que está ocurriendo día a día respecto al cumplimiento de la estrategia de SEO y SEM marcada.

Los siguientes pasos radican en adecuar nuestras acciones para mejorar cada KPI. Las acciones dependen, como vimos ayer, de si trabajamos el SEO o el SEM.

En cuanto al SEO:

  • Analizar el comportamiento de navegación respecto al contenido que se proporciona para detectar el contenido relevante para los usuarios que lo convierte en contenido de calidad y viral, que generará tráfico y posicionarán el sitio en los motores de búsqueda.
  • Estudiar aquellos enlaces que revierten en tráfico de calidad, quedando atentos a posibles acciones de lo que podemos llamar SEO negativo (personalmente, me gusta llamarlo contra-SEO), es decir, construcción de enlaces nocivos para un sitio web con la finalidad de hacerle perder posicionamiento orgánico.

En cuanto al SEM:

  • Seguimiento pormenorizado de las palabras claves (o búsquedas coincidentales) más rentables en base al coste requerido para generar tráfico (CPC), ubicaciones y franjas horarias más rentables.
  • Optimización de las pujas, de forma que permita reaccionar en tiempo real. Dos factores claves son el control y la optimización de la puja a nivel de keywords (sin necesidad de pujar por un conjunto de palabras)  y la posibilidad de pujar de forma automática y ad hoc por hora/día en función de la demanda del momento y de todos aquellos factores externos que influyen en la marca y el sitio.

Como de importante es diferenciarse en nuestra estrategia de SEM, lo pone de manifiesto el volumen de negocio que hay detrás: según cifras publicadas ayer por IAB Spain, el formato Search (PC + Mobile) alcanza los 512,4 millones de euros en 2013; sobre una inversión total en publicidad digital de 878,4 millones de euros (información completa aquí).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies