Herramientas digitales para optimizar la traducción de contenidos

herramientas-digitales-para-optimizar-la-traducción-de-contenidos

Aunque la profesión de traductor es una de las más antiguas del mundo, sigue evolucionando con el tiempo, especialmente gracias a la aparición de nuevas tecnologías. De hecho, el desarrollo de herramientas tecnológicas específicas está posibilitando que la labor de traducción sea más eficiente y operativa en la era digital.

El poder de la información en la Historia

En primer lugar, es importante abordar el contexto histórico del tratamiento y almacenamiento de información. En la década de los 80, Microsoft creó una nueva forma de almacenar información a través del paquete Office. Naturalmente, este fue un avance increíble en el trabajo de los profesionales de la traducción. Todavía hoy, con los cambios que fueron llegando con el tiempo, son los programas que más se utilizan en el mundo para hacer tareas a distancia, online y de oficina.

En 1990, se crea PostScript, un lenguaje muy útil para realizar impresiones de archivos, que también se convirtió en un formato para imprimir. Ese fue el primer paso para llegar a lo que hoy conocemos como “pdf” (portable document format).

En muy poco tiempo, solo un año después, el creador de Adobe, tuvo una idea que pudo concretar rápidamente: un tipo de archivo universal para compartir documentos. Esta idea comienza a hacerse realidad en 1993 con la publicación de Adobe Reader.

Sin duda, en la actualidad, ser un buen traductor no solo depende de los conocimientos académicos sobre la lengua fuente y la lengua objetivo, sino de estar actualizado de las herramientas que pueden facilitar su trabajo. Por ejemplo, un traductor de inglés a español en pdf resulta muy útil para el profesional para gestionar sus archivos y compartirlos con el cliente de forma segura y prolija.

Cómo traducir un archivo pdf

Una vez que conocemos la historia del archiconocido formato pdf y sus posibilidades, ahondamos un poco más en el ámbito de la traducción. Lo cierto es que cada traductor tiene su propio método para trabajar con un archivo pdf. Lo más importante es lograr que ese archivo sea modificable.

Por un lado, ara conseguirlo se pueden utilizar diferentes métodos que generalmente involucran algún programa que convierte el pdf en otra clase de archivo (por ejemplo, Word).

Por otro lado, también se puede consultar directamente con el cliente si dispone de una versión editable de ese archivo pdf donde se encuentra el material a traducir.

CAT Tools, las aliadas de la traducción

Si hablamos de la tecnología al servicio de los traductores, no podemos dejar de mencionar las CAT Tools (computer-assisted translation) o herramientas de asistencia para traducir.

Algunas de las más utilizadas y reconocidas son TRADOS, Wordfast, MemoQ y Memsource, entre otras.

De acuerdo con los traductores que las utilizan con frecuencia, la mayor ventaja que ofrecen es la aceleración del proceso de traducción y la mayor exactitud en lo que se refiere a la ortografía, puntuación y gramática en la versión final del proyecto.

En definitiva…

No hay duda de que el formato pdf es un gran aliado de los traductores, junto con otras herramientas de traducción y almacenamiento que han sido desarrolladas gracias a la tecnología. Por eso, la forma de abordar, ejecutar y compartir los proyectos de traducciones se ha transformado radicalmente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies