Glosario Sophia: Blockchain

Es cada vez más habitual oír hablar tanto en diferentes canales online, como en nuestro día a día y entornos más cercanos del Blockchain: “este sistema está basado en Blockchain…”, “el origen del Blockchain está en…”, “gané mucho dinero gracias al Blockchain…”, pero ¿a qué se refiere concretamente este término cada vez más extendido entre todos nosotros?

¿Qué es el Blockchain?

Literalmente, Blockchain quiere decir “cadena de bloques”. Se trata de una tecnología de almacenamiento de datos basada en un registro único, consensuado y distribuido en varios nodos dentro de una misma red. Generalmente, se asocia con el Bitcoin y las criptomonedas, aunque es sólo una de sus aplicaciones. Si pensamos en el ejemplo de las criptomonedas, podemos pensar en esta tecnología como el libro de contabilidad en el que se registra cada transacción realizada en la red. A priori, su funcionamiento interno es algo complejo, pero hay una idea básica que resulta sencilla de seguir. En cada bloque de la cadena se almacenan una serie de elementos:

  • Una cantidad de registros o transacciones válidas
  • Información referente a ese bloque
  • El vínculo con el bloque anterior y el bloque siguiente, denominado hash y que funciona como una huella digital propia de cada bloque

En este sentido, cada bloque goza de una posición específica e inamovible dentro de la cadena dado que cada uno de ellos contiene información del bloque anterior y el siguiente. De esta forma, la cadena completa se guarda en cada nodo de la red que conforma todo el sistema. Lo que se consigue con esto es que todos los participantes de la red tengan una copia exacta de la cadena, por lo que la información está disponible en todo momento.

Un ejemplo práctico

Es difícil hablar de Blockchain sin mencionar el caso de las criptomonedas y, concretamente del Bitcoin. Esta fue la primera criptomoneda descentralizada creada en la historia. Es descentralizada porque su valor no está vinculado a bienes físicos como el oro en el caso del dinero tradicional, por ejemplo. En esta línea, no depende de ningún gobierno o entidad financiera para ser generada, sino más bien de criptografía basada en complejos algoritmos matemáticos. Concretamente, el Bitcoin se caracteriza por:

  • Ser de libre acceso (cualquiera puede tener uno y participar en la red)
  • Las transferencias realizadas son irreversibles
  • La actividad es totalmente anónima
  • Se tiene en todo momento el control total del dinero que se posee
  • El código fuente que utiliza Bitcoin es accesible a todo el mundo

En definitiva…

Se trata de una tecnología que afianza la seguridad de los datos, pues es imposible alterar un registro sin alterar el total de la cadena. Además, dado el nivel de cifrado que utiliza cada nodo de la red para verificar la información y validar las transacciones, la información queda verificada y autentificada constantemente. Así, el Blockchain se posiciona como una de las tecnologías de almacenaje de datos más seguras de la era digital.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies