La generación Z, la que más sola se ha sentido durante el confinamiento

generación-z-la-más-sola-confinamiento

La pandemia del Covid-19 ha resultado muy dura para todos. Sin embargo, hay un segmento de la población especialmente afectado: la generación Z. ¿Cómo han vivido los adultos jóvenes el confinamiento y cómo han influido las redes sociales en ello?

Confinamiento, Internet y soledad: las sombras de la generación Z

Es una realidad: la generación Z ha experimentado mayor abandono que otras personas de mayor edad. El 40% de ellos se sintió más solo que antes de que comenzara la pandemia, mientras que poco más de un cuarto (27%) de los baby bomers manifestaron sentirse de la misma manera.

Así lo demuestra el estudio Find your tribe de Kaspersky, que ha analizado el testimonio de 10.000 encuestados. Pero, ¿a qué se debe este sentimiento de tristeza y soledad de los usuarios digitales más jóvenes?

En primer lugar, la generación Z (aquellos nacidos entre 1994 y 2001) ha resultado muy vulnerable a situaciones como pérdida del empleo, inclusión en un ERTE o la paralización de sus clases universitarias. Es una etapa clave de desarrollo en sus vidas que se ha visto interrumpida por el brote del coronavirus.

Además, casi la mitad (45%) de las personas de la generación Z, que se sienten seguros usando las redes sociales o foros online, pasan por lo menos cinco horas al día conectados. Esto es, son usuarios digitales muy activos, lo que ha hecho que constantemente fueran testigos de imágenes de vidas idílicas en redes sociales.

Es decir, su soledad se ha visto incrementada no solo por el aislamiento repentino, sino también por ver a otros usuarios aparentemente muy felices en Instagram, Snapchat o TikTok.

Según el estudio, otras de las causas de la tristeza y soledad han sido el no poder ir a comprar otra cosa que no sea comida (23%) y el no poder reunirse con los amigos en persona (19%). También se han sentido solos porque no podían ver a sus familiares o amigos cara a cara (75%) o disfrutar de sus hobbies o actividades deportivas habituales (51%).

En definitiva, aunque las redes sociales han resultado útiles como entretenimiento y evasión, y como contacto con amigos durante el confinamiento, también han alimentado la sensación de soledad. Pero, mirándolo por el lado positivo, muchas personas se han dado cuenta de que lo que verdaderamente echan de menos es el contacto humano, ver a sus seres queridos cara a cara.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies