¿Cómo funciona la publicidad programática?

 

Cómo funciona la publicidad programáticaHoy en día podemos comprobar cómo los viejos modelos del negocio han dado un giro de 180 grados, cambiando sus estructuras, su enfoque y hasta la forma de hacer publicidad. Por ello, las empresas están aprovechando este cambio implementando la publicidad programática en su plan de medios, con el objetivo de hacer una publicidad más eficiente y más personalizada.

¿Qué es la publicidad programática?

El principal objetivo que tiene la publicidad programática es comprar audiencias y no espacios, por lo que juega un papel fundamental la precisión del Big Data. Por ejemplo, si una marca vende una crema antiarrugas que cuesta 90€, su principal target son mujeres entre un rango de edad y con un nivel socioeconómico determinado.

Con la ayuda de la publicidad programática, la marca anunciante solo llegará al target indicado y no a otros segmentos de mercado, motivo suficiente para que las empresas vayan implementando esta nueva técnica en sus estrategias de marketing.

Por otro lado, la publicidad programática también permite optimizar los gastos y los recursos de una manera eficiente. Mediante el sistema de pujas solo compra aquellos espacios publicitarios que llegan a sus anunciantes, pudiendo así, elegir el público al que quiere mostrar la publicidad y teniendo en cuenta datos demográficos como la edad, género, geolocalización y posición económica entre otros.

Se trata de pagar solo por anuncios altamente eficaces, dirigidos y entregados a las personas adecuadas en el momento adecuado. De esta manera se consigue ahorrar un coste de publicidad a las empresas anunciantes y pudiendo personalizar los anuncios.

¿Cómo funciona la publicidad programática?

La publicidad programática es el proceso por el que los anunciantes compran publicidad mediante procesos de pujas en tiempo real, también denominado RTB o Real-time Bidding, a través de los Ad Exchanges, que son casas de subastas que ofrecen impresiones al mejor postor.

Después, con el Demand Side Platforms (DSP’s), que son proveedores de tecnología que permiten la optimización del precio gracias al Big Data. En ellos, se manejan grandes cantidades de datos sobre los usuarios como los perfiles sociodemográficos, el historial de conversión, el target o las audiencias, entre otros.

Los Data Partners, son los que se encargan de poder proporcionan los datos, los Trading Desk son el equipo del anunciante que trabaja directamente con las casas de subastas y por último, los Sell Side Platforms (SSP’s), son los encargados de maximizar el rendimiento de los espacios publicitarios para los medios.

De esta manera se cumple el proceso para que las empresas anunciantes puedan realizar la publicidad programática de sus productos o servicios al target seleccionado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies