El pago electrónico hasta el infinito y más allá

el pago electronicoLa industria del pago electrónico recordará el pasado 2014 por ser el año que se vislumbra como culmen en el inicio de un vuelo que de momento no ha hecho más que despegar. Se estima que para 2030 estas transacciones electrónicas reportaran 780 trillones de dólares a la economía mundial según un estudio de Boston Consulting Group.

Son cinco los agentes que interaccionan en este medio de pago y que mantienen una lucha de poder en una industria que se está volviendo híper competitiva: procesadores (como Barclays), emisores (como Bank of America), redes de tarjetas (como VISA), proveedores de pago (como PayPal) y organizaciones de ventas independientes (como ISOs). Los gigantes tecnológicos como Apple y Amazon dan buena cuenta de la relevancia en el largo plazo de esta industria, tratando de introducir una estrategia de “win-win” con el aumento de oferta de productos e implantación de métodos de pago locales vía móvil.

Por otro lado tenemos la aparición de startups como Stripe o WePay, con ideas de negocios revolucionarias que está poniendo contra las cuerdas a las empresas “old-school” de la industria como PayPal, ofreciendo métodos de pagos más rápidos, con menos comisiones y una mejor interacción entre usuarios.

En definitiva será la legalidad y la demanda cada vez mayor de transparencia en la industria los dos factores que delimitaran hasta dónde es capaz de llegar los métodos de pagos electrónicos en la era digital.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies