El Estado Islámico contra Twitter

Recientemente, los partidarios del Estado Islámico (IS)  han amenazado a través de un post a Jack Dorsey (uno de los fundadores de Twitter) y a algunos de sus empleados por borrar cuentas que tenían alguna relación con el grupo terrorista.

Twitter se ha tomado seriamente las amenazas y ya ha puesto en marcha un equipo de seguridad para verificar si las mismas son reales, ya que permiten que sus usuarios publiquen contenido “altamente inflamable”. Por otro lado, Twitter ha colaborado con el gobierno británico  para eliminar contenido que infrinja las leyes contra el terrorismo. Pero no queda claro por qué únicamente la red social del pajarito ha recibido este tipo de amenazas y no otras redes sociales como Youtube o Facebook, las cuales también han colaborado con el gobierno Británico con el mismo objetivo.

La dificultad de mantener una vigilancia policial en las redes sociales salió a relucir en el mes de Junio del año pasado cuando el gobierno de Irak limitó el acceso a Facebook, Twitter y Youtube con el objetivo de evitar que los yihadistas realizaran propaganda terrorista.

Pero los seguidores del grupo IS han conseguido esquivar las prohibiciones mediante la publicación de contenidos en páginas como JustPaste.it, las cuales permiten que el usuario sea anónimo.

Twitter cuenta con una oficina comercial en Madrid, al igual que en las principales plazas europeas. En ella trabajan casi una veintena de personas, en un famoso edificio de oficinas de la capital que cuenta con un importante despliegue en seguridad. Despliegue que, seguramente, se verá reforzado por estas últimas amenazas a los empleados de Twitter en el mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies