viernes, octubre 22, 2021
More

    Últimos artículos

    Cuentos infantiles cortos

    Los cuentos infantiles cortos son ideales para los niños más pequeños. La lectura de varias historias los acerca más a su mundo imaginativo y los hace feliz.

    Es costumbre de muchos padres iniciar la lectura en los niños, motivándolos con cuentos que a diario atrapen su atención, además de dar inicio a la lectura.

    Muchos prefieren hacer esta práctica justo en el momento antes de dormir, creando un ambiente mágico y agradable para que el pequeño tenga una antesala reconfortante antes del sueño, además de compartir con sus padres o algún otro familiar.

    Otro de los logros de leer cuentos infantiles cortos a los niños, es que no se aburrirán por ser concretos y precisos, también tienen como fin incentivar valores e iniciarlos en el maravilloso mundo de la lectura.

    Cuál es el fin de un cuento corto

    Una de las razones fundamentales que tienen los padres y educadores al leer un cuento corto a un niño, es incentivar su interés hacia la lectura. Adentrarlo de a poco en el mundo de la literatura, para que vaya interesándose por la práctica de tan formidable actividad.

    Pero solo leer no es lo único, la lectura fomenta muchas cosas, entre ellas ayudarlos a pensar, imaginar, fortalecer la escritura y a través del mensaje que deja cada cuento corto, afianzar sus valores y conocer los pro y contras de cada historia.

    Estas historias les permiten conocer lugares que no se imaginaban, llenos de aventura y emoción. Los cuentos infantiles cortos los mantendrán expectantes, alegres y muy emocionados.

    Tipos de cuentos infantiles cortos 

    La gama es extensa cuando de cuentos infantiles cortos se trata, los hay de terror, fábulas, ciencia ficción, para dormir, cuentos clásicos, en otros idiomas y hasta los que, con tu propia imaginación, puedes realizar. 

    Entre los más conocidos están:

    • La caperucita roja
    • Rapunzel
    • Los tres cerditos
    • Bambi
    • Peter pan
    • El mago de oz
    • El patito feo
    • El gato con botas
    • Ricitos de oro

    Muchos de estos cuentos al pasar el tiempo han sido adaptados, para el disfrute de todos los amantes de la lectura, incluyendo a los más pequeños de la casa de esta era.

    Como ya lo comentamos los cuentos infantiles cortos buscan dejar una enseñanza para poner a pensar a los que disfrutan de la lectura, fomentar la unión y más, pero es importante reconocer que en el caso de los más pequeños es importante comenzar con historias de aventuras, que los atrapen y hagan sentir bien.

    De manera progresiva se les puede ir enseñando, títulos con historias cortas de fábulas y porqué no, de terror. La moraleja de cada cuento siempre será para dejar un mensaje positivo y de reflexión

    La ilustración en los cuentos cortos

    Las imágenes siempre juegan un papel muy importante para atrapar la atención de los niños. Además de recrear el ambiente que se quiere transmitir en ese cuento.

    Para los más pequeñitos que aún no saben leer, esto los motivará a que creen su propia historia de acuerdo a lo que ven. No solo se puede leer a través de los escritos, las imágenes representan esa ventana de iniciación a la lectura, que, con la ayuda de un adulto, será fantástica la experiencia.

    Para todas las edades hay cuentos que combinan la ilustración con el lenguaje escrito, que incentivan al niño a seguir atrapado en la historia que se le presenta.

    Tips para leer a un niño un cuento corto

    Para muchos resulta algo insignificante la manera de cómo leer un cuento a un niño, pero definitivamente no lo es. Recordemos que no solo es leer por leer, es mantener la atención del infante y lograr que se enganche con la historia.

    • Es importante presentar una variada gama de cuentos que él pueda escoger, previa orientación de un adulto, motivarlo a participar. Por ser cuentos cortos disponer de al menos una hora para divertirse con la lectura de varias aventuras.
    • Se hace propicio como segundo tips, escoger un lugar apropiado para contar la historia. Incluso, podemos jugar con la imaginación desde antes, al invitar a ese niño a participar en la ambientación del lugar. Esto lo motiva a que sus expectativas crezcan en cuanto a la historia que van a leer.

    Recordemos que aproximadamente hasta los 9 años, se les debe presentar historias que contengan finales felices, esto con el objetivo de que aprendan a través de las moralejas y de que la vida otorga recompensas por el buen comportamiento.

    Latest Posts

    No te olvides de...

    Apuntante

    Para estar actualizado con las nuevas noticias y ofertas, rellena el formulario de abajo.