Crowdlending, ¿Se acabó pedir préstamos a los bancos?

crowdlending-el-fin-de-los-bancos

Seguramente ya estemos todos familiarizados con el término “crowdfunding”, una forma de conseguir financiación para cualquier proyecto. Pero, ¿sabemos en qué consiste el “crowdlending”?

El origen del crowdlending

Es una forma de financiación P2P (si el prestatario es un particular), donde la figura del banco desaparece. Su impulso comenzó durante los años de crisis, periodo en el que los bancos racionaban los accesos al crédito. Y lo más importante, funciona principalmente a partir de inversores privados que financian a PYMES o proyectos empresariales viables que ya suelen estar puestos en marcha.

El año pasado, las fuentes de financiación alternativas a la banca movilizaron 5.413 millones de euros en Europa. Pero a pesar del excepcional crecimiento de los últimos años, que ha llegado a crecer a ritmos anuales superiores al 300%, en España estamos lejos de la importancia de esta modalidad de financiación como se da el caso en otros países como Reino Unido (país que más ha desarrollado la actividad), Alemania o Francia. Esto se debe a que España sigue siendo un país muy bancarizado.

En la siguiente imagen podemos ver el exponencial interés que ha causado el crowdlending desde el año 2011:

crowdlending-el-fin-de-los-bancos-imagen-1
Fuente: Google Trends

Gracias a la ley de regulación del Crowdfunding en España, la ley 5/2015, se establece que el Banco de España y la CNMV sean los encargados de regular y supervisar las operaciones de crowdlending que ocurren en territorio nacional, algo que ha supuesto un aumento de la confianza en este tipo de financiación y por tanto, ha supuesto un incremento considerable respecto al año pasado:

crowdlending-el-fin-de-los-bancos-2
Fuente: P2P banking
Pros y contras del crowdlending

Por lo tanto, aquí se satisfacen las necesidades de ambas partes. Por un lado, particulares que quieren obtener una rentabilidad de sus ahorros y por otro lado, empresas que necesitan una financiación ágil.

Las principales ventajas de este sistema de financiación es que permite realizar operaciones con agilidad y el préstamo se obtiene con menos inconvenientes que a través del banco. Además, el usuario decide dónde invierte su dinero. También, la transparencia por parte de las plataformas que gestionan el crowdlending es clave y se convierte en su punto fuerte, ya que sino la gente no invertiría. Por otro lado, aseguran una baja morosidad de las empresas gracias a la confirmación previa de su solvencia.

En cuanto a los porcentajes de comisión, las plataformas suelen quedarse con alrededor de un 1% del valor total. Mientras que para los prestamistas, el retorno de la inversión suele ser muy atractivo, ya que dependiendo del proyecto oscila entre el 3% y el 21%.

La principal desventaja que se percibe es que el préstamo suele ser más caro que en el banco.

Para completar la información:
  • Ejemplo de una plataforma de crowdlending:

  • Principales plataformas de crowdlending en España, aquí.
  • Página oficial crowdlending España, aquí.

Artículos similares

Subir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR