Así ha cambiado la era digital tu forma de ver cine

0
448

así-ha-cambiado-era-digital-tu-forma-de-ver-cine
Que Internet lo ha cambiado todo no es ninguna novedad. Pero no solo Internet, sino fenómenos como las redes sociales o las plataformas de contenidos audiovisuales. El cine es uno de los sectores que más se ha transformado, tal y como reconocen los propios protagonistas de la industria. ¿Qué papel tiene Internet en el cine y el consumo de contenidos?

El nuevo cine de la era digital

Sin duda, la cultura está en continua evolución y las transformaciones tecnológicas tienen mucho que ver en ello. En el caso del cine, todo ha cambiado, tanto la forma de consumirlo como de crearlo. Así lo han explicado los directores de cine Paco Plaza y Borja Cobeaga, dos de los máximos exponentes del panorama cinematográfico español de los últimos años. Los creadores han estado presentes en el Festival Inspirational, que desde Sophia Digital cubrimos como media partners, ofreciendo aprendizajes tan interesantes como estos:

El espectador, el rey

Si hay algo que ha hecho Internet, es otorgar de mayor protagonismo y poder de decisión a los usuarios. Y no solo hablamos de ámbitos como el e-commerce o la publicidad, sino también del cine. Los espectadores han encontrado en las redes sociales un altavoz para mostrar su opinión, generar conversación y hasta poner de moda determinadas películas y series. Por tanto, el éxito de una producción está íntimamente ligado a la reacción del público.

Como ejemplo de ello, Borja Cobeaga ha citado ‘Ocho apellidos vascos’, película de la que fue guionista. La película gustó mucho y abrió todo un género de comedia basada en estereotipos locales. Los espectadores fueron los que decidieron el éxito y continuidad del género, al igual que también serán los que decidan su desgaste y fecha de caducidad.

Nuevos formatos

Además, los espectadores no solo influyen en qué historias se cuentan, sino en cómo se cuentan. Las series y miniseries cada vez han ganado más terreno en la industria cultural, al igual que el contenido on demand. Y esto es solo una prueba más de que el espectador quiere tener flexibilidad y libertad absoluta para consumir la cultura.

De hecho, cada vez hay más contenido pensado directamente para emitirse en Internet. Y no solo hablamos de series o microproducciones, sino de películas de reputados directores como los hermanos Coen que se estrenan directamente en Netflix y no en las salas de cine.

Difusión bomba

Un lado muy positivo de la era digital es el aumento de las posibilidades de difusión. Es decir, Internet facilita que las películas y productos culturales lleguen a más personas, independientemente del lugar geográfico.

Esto es algo que ha ejemplificado muy bien Paco Plaza: “Cuando el actor Dwayne Johnson (The Rock) tuiteó ante sus más de 13 millones de followers sobre mi película ‘Verónica’, las visualizaciones de la película en Estados Unidos se aumentaron en 14 millones”. Los líderes de opinión en cuanto al cine cambian y ya no son los críticos de cine, sino famosos, influencers y usuarios digitales con grandes comunidades online.

El poder de Internet: ¿miedo y freno a la originalidad?

En definitiva, la era digital ha transformado el cine tal y como lo conocíamos. Afecta a los hábitos de consumo, a la distribución e incluso a la creación del contenido. El propio Borja Cobeaga reconoce que al filmar una película a veces se plantea si usar un ‘plano cine’ o un ‘plano Netflix’, por ejemplo.

El lado negativo según los cineastas es que a veces los creadores de contenido quizá se dejen llevar demasiado por las críticas. Internet da más voz a los espectadores y dichas críticas tienen más recorrido, lo que puede traducirse en un mayor miedo por arriesgar y en replicar fórmulas que se sabe que van a funcionar.

Pero para evitar eso entran en juego la creatividad, la imaginación y la inspiración, los componentes clave del séptimo arte que ni siquiera la era digital pueden cambiar…