Adiós al macho: la campaña de Gillette que libera a los hombres de los estereotipos

adiós-macho-gillette-campaña-hombres
La publicidad es mucho más que dar a conocer y promocionar productos. Muchos anuncios consiguen persistir en nuestra memoria y hasta tienen una función social. Ese es el caso de la última campaña de Gillette: #HayQueSerMuyHombre. ¿Cómo ha logrado ser el centro de atención y convertirse en viral?

El spot de Gillette contra la masculinidad tóxica

“Los hombres no lloran. Los hombres tienen que ser duros. Cuidar a los hijos es cosa de mujeres…”. Estas frases forman parte de una larga lista de estereotipos transmitidos por la cultura y la educación. Y es que la realidad es que gran parte de los hombres han crecido con esta presión, al igual que las mujeres se han enfrentado a otros como no ser suficientemente “guapas”, “delicadas” o “femeninas”.

Por suerte, la sociedad está avanzando y estos cánones cada vez se van desterrando más. Y precisamente eso es lo que trata de hacer #HayQueSerMuyHombre, la campaña en la que Gillette critica los modelos masculinos tóxicos y aboga por la libertad de elección.

Para ello, la marca ha elegido como protagonistas a seis hombres influyentes: los actores Paco León y Jesús Vidal, los deportistas Dani Silva y Pau Ribes, el cantante Dani Martín y el fotógrafo y drag queen Rubén Errebeene. De lo que tratan no es de imponer a los hombres cómo deben ser, sino de dejarles claro que pueden elegir lo que quieren ser.

La importancia de una publicidad responsable

Además, es importante saber que detrás de la campaña hay una labor de investigación. Según el estudio ‘Hay que ser muy hombre’ de Gillette, se ha podido saber que 7 de cada 10 hombres españoles afirman haber crecido basándose en estereotipos.

De hecho, al 80% de los hombres les han dicho a lo largo de sus vidas cómo debe  comportarse “un hombre de verdad”. ¿Cómo? Haciendo alusión a conceptos como la fuerza (48%), el control (27%) o la heterosexualidad (29%).

En este sentido, la publicidad juega un importante papel a la hora de representar los distintos modelos de hombres (y mujeres) y luchar contra los cánones establecidos. Y es que el 79% no se siente identificado con el tipo de masculinidad reflejado en medios publicitarios y eso es lo que hay que cambiar.

En síntesis, la publicidad llega a millones de personas y precisamente por eso es tan vital que sea sana, responsable y ajustada a las necesidades y diversidad de la sociedad actual.

Y tú… ¿conoces otra campaña que promueva valores positivos?

Artículos similares

Subir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR