Black Friday & Cyber Monday: ¿lo mejor para fomentar el ecommerce?

Estaba yo intentando decidirme por aprovechar alguno de los descuentos con motivo del Black Friday, cuando hoy me topo con otro día importado de Estados Unidos, el cyber monday…rebautizado en España como eDay (de la mano de eWorld) que me promete irresistibles descuentos y pretende, entiendo, que siga consumiendo a través de la venta online.

La mayoría de las propuestas de compra que encuentro son de una cuantía considerable, de hecho en algunos los descuentos se aplican por realizar una compra superior a los 100€. El proceso de decisión de compra de la mayoría de estos productos/servicios es largo, desde luego más largo que el único día que dura el eDay. De hecho, recuerdo los resultados de unos estudios que realizamos conjuntamente con Google sobre la duración media del proceso de compra online de productos de viajes y de moda, que son muy protagonistas en el eDay: en ambos casos era superior a 30 días!

Para acortar el proceso de decisión de compra el eDay juega con dos factores: un supuesto precio irresistible que elimine el factor comparación, especialmente acusado en el ecommerce,  y, por tanto, la compra compulsiva, dado que no ha habido posibilidad de planificación previa. 

Para el primero, grandes descuentos! … pero atención, ocurre que el consumidor se encuentra ya muy entrenado para discernir entre el grano y la paja. Años comprando y comparando en clubes de descuento privados, comparadores, etc hacen que el factor descuento no signifique lo que significaba hace años con el surgimiento de Privalia, BuyVip, y todos los que se quedaron por el camino.

Y respecto la compra compulsiva, entiendo dependerán de la profundidad de los bolsillos -mis compras compulsivas no superan últimamente los 5 euros – pero el momento de consumo de las familias españolas hace pensar que las compras compulsivas hayan pasado mejores momentos.

Me quedo con el mensaje que subyace en este tipo de acciones: la venta online va ligada al megadescuento y la compra por impulsos, lo cual no parece ayudar a aquellos interesados en hacer de internet un canal de venta normalizado con ventajas perdurables en el tiempo donde la decisión de compra es totalmente racional gracias a las características únicas del canal.

Echando la vista atrás, no mucho, sólo 3 días,  el black friday, supuso una mayor planificación de las compras: los medios y los propios interesados llevaban ya tiempo avisándonos. Además, y algo fundamental, se trató de una acción que se centraba en la promoción desde el propio interesado, por lo que se reforzaba sus características e idiosincrasia, vease Amazon y Media Markt. Además alargaban el friday a saturday y sunday, por lo que podíamos comprar en un periodo ajustado, pero sin encontrarnos a punto del paro cardíaco por tomar una decisión.

Con todo y con eso, las ofertas de KLM o LAN a Tokio, Buenos Aires o Johannesburgo, hacen que el eDay sea un invento estupendo ;)

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies