Ayuda (digital) a Filipinas!

Hoy rompemos la línea de publicaciones y no hablaremos de medios sociales, ecommerce, eficacia publicitaria o consultoría digital.

Filipinas. Nunca han sido de los pueblos más afortunados del planeta la verdad. Muy buena gente.

Una visita a cualquiera de las casi 10.000 islas que componen el país nos hace ver como, aún hoy, Filipinas atraviesa una situación muy difícil, mucho más de lo que un viajero no experto en su historia y su realidad podría prever. Como fue mi caso.

Recuerdo una de las etapas que hice, para ir del aeropuerto de Cebú a la isla de Malapascua en autobús había que atravesar unas carreteras… que no existían y como los filipinos en esta isla, una de las más pobladas, vivían en condiciones de extrema necesidad durante el recorrido. Esa es la realidad filipina.

Malapascua

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Isla de Malapascua hace un año y ahora… Isla de Malapascua ahora

 

No es de extrañar que un tifón nos devuelva la tragedia que están viviendo y que está por venir: apenas encontró ningún tipo de resistencia entre sus rudimentarias infraestructuras y casas hechas con tablones y aglomerados.

Y sin embargo Filipinas debería ser muy cercano a los españoles, no sólo porque junto con Puerto Rico y Cuba fueron las últimas colonias españolas – su nombre, sin ir más lejos, se puso en tributo a Felipe II -, o porque el tagalo está compuesto por más de un 15% de palabras españolas. Tampoco porque la mayoría de ciudades y pueblos españoles cuentan con su homónimo filipino: desde Madrid a Barcelona, Valencia o Cádiz, pero también Tudela,Leganés Madridejos, El Toboso o Alcoy, por sólo citar unas entre cientos. En Filipinas puedes ir de Salamanca a Cádiz en la mitad del tiempo que puedes hacerlo en España… o podías, porque ahora es imposible hacerlo.

Como interesados o expertos en lo digital podemos ir a Malapascua o Tacloban en un sólo clic, podemos saber las páginas visitadas por los filipinos, podemos conocer sus hábitos digitales… podemos aplicar mil y uno avances tecnológicos. Sin embargo, esto carece de valor, comparado con las necesidades inmediatas de Filipinas: agua potable, corriente eléctrica, alimentos y medicinas.

Tanto conocimiento y avance digital no sirve para aliviar la realidad actual de este pueblo. Lamentable ¿no?

Aunque SIEMPRE se puede hacer algo. Yo si quiero hacer algo. Propongo cambiar conocimiento digital por ayuda, canalizada a través de los expertos, de Cruz Roja.

Enlace a Cruz Roja Ayuda a Filipinas

Por eso donaré lo que seminarios y escuelas de negocio digital en escuelas me paguen o vayan a pagar por las charlas, clases o ponencias que haya dado o vaya a dar. Gracias a IAB, The Valley, Aedemo e Inesdi podré donar unos 500€ a Cruz Roja. Si colaboro en algún otro sitio adelantaré ese dinero y se sumarán a los 500€.

Ahora sólo queda que haya más gente u organizaciones en esto…

Pd.: La infancia en Filipinas está especialmente presente, y creo que todos, como viajeros, me incluyo, nos quedamos prendados de las niñas y niños y sus difíciles condiciones de vida. No me hagas remover tu conciencia vía fotográfica!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies