¿Es la transformación digital la causante del ascenso de VOX en Andalucía?

transformación-digital-ascenso-de-vox-en-andalucía
Tras la celebración de las Elecciones al Parlamento de Andalucía, la sorpresa no solo se ha centrado en el declive del PSOE, que llevaba gobernando en la comunidad durante más de 40 años, sino en el ascenso de VOX, que entra por primera vez en el parlamento andaluz con 12 escaños.

El partido liderado por Santiago Abascal, con Francisco Serrano a la cabeza en Andalucía, ha logrado 396.000 votos en la comunidad. Y lo cierto es que parte del éxito del incipiente partido se debe al aprovechamiento de los recursos digitales.

Según datos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital de junio de 2017, Andalucía contaba con un 70% de cobertura de banda ancha, muy por debajo de regiones como Madrid o País Vasco con cerca del 95% de cobertura en territorio.

Según un análisis de nPeople, consultora especializada en Investigación, Data y Analítica Digital, VOX ha obtenido un 55% más de cuota de participación en votos por municipios digitalizados frente a zonas rurales, rasgo que comparte con otras formaciones jóvenes como Ciudadanos (47%). Parece que las nuevas formaciones entienden el uso de las tecnologías digitales, el data y las RRSS para alcanzan a sus votantes.

Por otro lado, fuerzas más tradicionales como PP y PSOE han dominado sobre todo en núcleos pequeños y más aislados. De hecho, PSOE ha perdido un 29% de cuota en zonas metropolitanas, un descenso muy alarmante.

El papel de la brecha digital

Aunque los factores que entran en juego son muy numerosos y variados, no se pueden analizar realidades políticas y sociales sin tener en cuenta la transformación digital de la propia sociedad española en general y andaluza en particular. La penetración de Internet y la forma de consumir contenidos en la sociedad juegan un papel crucial en la disposición del voto. Especialmente porque medios masivos no juegan ya un papel determinante como hace apenas unos años.

En palabras de David Sánchez, CEO de nPeople, “La gran mayoría de la sociedad española está a la cabeza del consumo y adopción de nuevos formatos digitales, por eso es curioso cómo algunas formaciones políticas siguen confiando su fuerza a una forma de comunicar que impacta masivamente en un porcentaje cada vez más pequeño: los partidos y organizaciones políticas deben asumir su propia transformación digital, algo que se demuestra más sencillo en organizaciones nuevas”.

Precisamente por ello, es vital acabar con la brecha digital y formar en competencias digitales a la ciudadanía. Y, en la otra cara de la moneda, los partidos e instituciones públicas deben aprender y tener en cuenta las redes sociales a la hora de elaborar su estrategia de comunicación y, en definitiva, llegar a las personas.

Artículos similares

Subir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR